TDAH: Una nueva forma de estudiar

No más empolladas de víspera; los estudios muestran qué técnicas de estudio ayudan a quienes tienen déficit de atención a aprender más rápido, retener más y mejorar su rendimiento en los exámenes

Dibujo1Para los estudiantes con TDAH, estudiar para un examen puede resultar abrumador. Por suerte, hay nuevos estudios que demuestran que los estudiantes podrían no necesitar dedicar más tiempo a estudiar sino hacerlo de otra manera. James y John, hermanos gemelos con TDAH, acuden a la misma clase de Biología. Estudian la misma cantidad de tiempo, pero James saca un sobresaliente en el examen y John, sólo un aprobado. ¿A qué se debe esta diferencia?

¿Qué técnica de estudio funciona mejor?

John estudió con dedicación durante tres horas el jueves por la noche, víspera del examen. Leyó una y otra vez sus apuntes y el libro de texto, y repasó la guía de estudio. Estudió en su habitación. James estudió tres horas, pero repartidas en cuatro tardes, de lunes a jueves. Usando sus apuntes, un examen de otro año y la guía de estudio, elaboró un simulacro de examen. Estudió en diferentes sitios, como el Starbucks y la biblioteca.

El ochenta y cuatro por ciento de los alumnos estudia leyendo una y otra vez el libro de texto, como hizo John. El problema es que la lectura repetitiva es la forma menos eficaz de estudiar para un examen. La lectura es una forma difícil de asimilar información para un cerebro con TDAH. La lectura es algo pasivo. Es como aprender a jugar al baloncesto viendo jugar a tu entrenador.

La investigación muestra que la mejor forma de estudiar es hacer un simulacro de examen. Trata de predecir lo que tu profesor preguntará en el examen. Echa un vistazo a tu guía de estudio, localiza exámenes antiguos, encuentra las partes importantes de tus apuntes y pregunta a los de tu clase qué piensan ellos que es lo importante. A continuación, elabora un simulacro de examen.

Empollar no sirve

¿Qué más hizo bien James? Aplicó un concepto que los educadores llaman práctica distribuida. En otras palabras, no empolló todo a última hora. Estudió tres horas repartidas en cuatro días, 45 minutos cada día. Esto funciona por dos razones. La primera es que James revisó la materia varias veces, con lo que se le fue haciendo familiar. En segundo lugar, y más importante, lo “consultó con la almohada”. Dormir ayuda a aprender. El cerebro es más activo durante la noche que durante el día. Durante el sueño, se reproducen los acontecimientos del día en la cabeza y se rumia la información adquirida. En el caso de James, rumió la materia mediante el sueño cuatro veces.

John trabajó duro para preparar su examen, y faltó al entrenamiento de fútbol el jueves por la tarde para tener más tiempo. Estudió en su habitación, sin hacer ningún descanso. Pero, aunque trataba de concentrarse, las cosas de su habitación (ordenador, teléfono, música) le distraían. John no podía regular su atención mientras estudiaba el examen.

James, por su parte, sabía que cuando llega el aburrimiento, necesita períodos de estudio más cortos, o un lugar de estudio diferente. Descubrió, a base de prueba y error, que se concentraba mejor cuando estudiaba en lugares distintos de su propia casa. En otras palabras, James tenía el concepto de metacognición – cuándo y cómo utilizar estrategias particulares de aprendizaje – bien aprendido. Sabía qué le ayudaba a concentrarse y qué se lo impedía. Al final, no era más tiempo lo que John necesitaba, sino emplear su tiempo de otra manera.

He aquí algunos consejos basados en la investigación que pueden marcar la diferencia para tu hijo con TDAH.

Repasa antes de acostarte

Los estudios demuestran que recuerdas más cuando dedicas 10 ó 15 minutos antes de acostarte a repasar lo que has estudiado durante el día. Eso no significa que los estudiantes deban hacer todos sus deberes a la hora de acostarse, sino que repasar lo que ha estudiado permite al niño procesar la información mientras duerme.

El ejercicio agudiza la concentración

Treinta minutos de ejercicio aeróbico al día, cuatro o cinco días por semana, mejoran la capacidad de concentración y las funciones ejecutivas, sobre todo en los estudiantes con TDAH. Si tu hijo practica algún deporte, anímale a estudiar en el autobús o en el coche, al volver a casa después de un partido. También es bueno que estudie justo después de los entrenamientos. Si tu hijo no practica ningún deporte, anímale a salir a correr con el perro, o lanzar unos tiros a canasta, justo antes de ponerse a hacer los deberes. Aunque cualquier ejercicio aeróbico sirve, los más útiles para los estudiantes con TDAH son el ballet, el yoga y el taichí, que requieren concentrarse en el cuerpo y la mente.

Nota de Prensa: La gran Mentira: Mi hijo va a dejar de entrenar para centrarse en los estudios: Sigue

Utiliza la nariz

El olfato es una poderosa herramienta de estudio. La investigación muestra que si estás expuesto al mismo olor cuando estudias y cuando duermes, puedes recordar más. Cuando tu hijo estudia, coloca cerca un pequeño plato de aceite esencial; la menta es una buena opción, ya que alivia el estrés. Coloca un pequeño plato de la misma esencia junto a su cama mientras duerme. Los estudios indican que su cerebro asociará el aroma con lo que ha estudiado. Esto, según los investigadores, puede ayudarle a retener mejor la información que trata de recordar.

Siestas, descansos y memoria

La mayoría de las personas necesita dormir entre ocho y nueve horas para retener los recuerdos, pero los adolescentes necesitan más. Treinta minutos de siesta por la tarde pueden ser de ayuda. Asegúrate de que estas siestas no duran más de 30 minutos, ya que las siestas prolongadas pueden interferir con el sueño nocturno.

Hacer un descanso ayuda a todos los niños a aprender más, sobre todo a quienes tienen TDAH. Los estudios muestran que los estudiantes recuerdan más cuando hacen descansos entre sesiones de estudio, en lugar de estudiar seguido durante un período largo. El tiempo de inactividad permite al cerebro del estudiante repasar la información y la materia, aunque no sea consciente de que lo está haciendo.

Sorbos de refresco

Una bebida que contenga azúcar mejora el rendimiento al hacer los deberes. Las bebidas azucaradas proporcionan glucosa, el principal combustible para el cerebro. Si tienes un nivel bajo de glucosa, no serás capaz de concentrarte o rendir bien.

El zumo de manzana o el Gatorade proporcionan glucosa sin sobrecargar de azúcar el organismo del niño. Las sodas y otras bebidas con altos niveles de azúcar (hasta 50 ml) proporcionan demasiada glucosa, lo que provoca después en una bajada brusca que altera la memoria y nubla el pensamiento. Así que dile a tu hijo que tome poco a poco (no todo de una vez) algún refresco azucarado. Puede conseguir una mejor concentración y mejorar su estado de ánimo.

En resumen, animar a los estudiantes con problemas de atención a poner en práctica algunas de estas sencillas ideas puede marcar una gran diferencia en el rendimiento de tu hijo en la escuela.

Por Ann Dolin en tdahvitoriagasteiz

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Anuncios

Acerca de Clínica Neurometrics

Clínica Neurometrics es un centro médico especializado en el Diagnóstico Objetivo y Tratamiento Multimodal de Trastornos Neurológicos y Psiquiatricos, (TDAH, Problemas de Peso, Depresión, Ansiedad, Bipolaridad, Autismo, Esquizofrenia, Epilepsia, ... ...)
Esta entrada fue publicada en PRENSA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s