La música tiene un impacto biológico en el envejecimiento cerebral

Un estudio arroja las primeras evidencias del efecto del entrenamiento musical de larga duración en la actividad neuronal

Los retrasos en el ritmo neuronal vinculados al envejecimiento no son inevitables y pueden eludirse o reducirse con entrenamiento musical, según se desprende de un estudio reciente en el que se ha analizado la relación entre música y cerebro. En un experimento realizado, se comprobó que músicos ancianos eran capaces de procesar un discurso, desarrollado en un entorno ruidoso, con la misma eficiencia que personas jóvenes. El hallazgo sugiere que el entrenamiento musical sería una herramienta eficaz para la potenciación de la plasticidad cerebral.

Los restrasados en el ritmo neuronal vinculados al envejecimiento no son inevitables y pueden eludirse o reducirse con entrenamiento musical, según se desprende de un estudio realizado por especialistas de la Universidad Northwestern de Estados Unidos.

Esta investigación es la primera que proporciona evidencias biológicas de que la experiencia musical a largo plazo afecta al proceso del envejecimiento humano, publica la Universidad Northwestern en un comunicado.

Efecto de la música en el sistema nervioso

Las evidencias fueron recopiladas a partir de las mediciones de las respuestas cerebrales automáticas de músicos jóvenes y mayores, así como de adultos que no eran músicos, ante los sonidos de un discurso.

Las mediciones, llevadas a cabo por investigadores del Auditory Neuroscience Laboratory de dicha Universidad, demostraron que el ritmo neuronal de los músicos más ancianos presentaba una ventaja.

Según explica la neurocientífica Nina Kraus, co-autora del estudio, en este sentido, “los músicos más ancianos no sólo superaron a las personas de su misma edad que no eran músicos, sino que además decodificaron los estímulos sonoros tan rápida y acertadamente como los adultos más jóvenes, que no eran músicos”.

Los resultados obtenidos refuerzan la idea de que experimentar activamente los sonidos, en el transcurso de nuestra vida, tiene un profundo efecto en el funcionamiento del sistema nervioso, asegura la investigadora.

Kraus, profesora de ciencias de la comunicación en la Escuela de Comunicación, y de neurobiología y fisiología en el Weinberg College de Artes y Ciencias de dicha universidad, ha publicado, junto a otros colaboradores, los resultados de la presente investigación en la revista especializada Neurobiology of Aging.

También ayuda a la memoria

Los investigadores señalan que, a partir de los hallazgos realizados, se demuestra que el entrenamiento musical intensivo, incluso en las etapas avanzadas de la vida, podría potenciar el procesamiento mental de cualquier discurso y, como consecuencia, incrementar la capacidad de los ancianos para comunicarse en entornos acústicos complejos o ruidosos.

Los adultos mayores suelen tener problemas para distinguir palabras en estos contextos porque la reducción del ritmo neuronal vinculada al envejecimiento les impide decodificar bien los sonidos.

En este sentido, la música podría serles de ayuda ya que, según Kraus, “la experiencia musical afecta selectivamente al cronometraje de elementos de sonido importantes para la distinción de las consonantes”.

En estudios previos, Kraus y sus colaboradores del Auditory Neuroscience Laboratory se habían analizado ya por extenso los efectos de la experiencia musical en la plasticidad cerebral, a lo largo de toda la vida, en entornos clínicos y corrientes, así como en medios educativos.

En estos análisis fueron constatados otros efectos positivos de la música sobre el cerebro, como que ésta puede reducir la pérdida de memoria vinculada al envejecimiento.

La presente investigación fue llevada a cabo midiendo la respuesta neuronal automática a los sonidos del discurso de 87 adultos de habla inglesa, nativos, y con una audición normal. Las mediciones se hicieron mientras los participantes veían un vídeo.

Los voluntarios músicos habían empezado a estudiar música antes de los nueve años, y habían estado implicados en actividades musicales constantes durante toda su vida. Los voluntarios que no eran músicos habían estudiado música durante tres años como máximo.

El cerebro y la música

En los últimos tiempos, hemos sabido de otras investigaciones centradas en el efecto de la música sobre el cerebro humano.

Por ejemplo, en 2011, un estudio llevado a cabo por científicos de la York University de Canadá, especializados en el aprendizaje, la memoria y el lenguaje de los niños, constataron que la música puede potenciar el aprendizaje de niños de preescolar.

Por otra parte, en 2008, una investigación realizada por especialistas de la Harvard Medical School de Boston reveló que los niños que tocan un instrumento una media de dos horas y media a la semana desarrollan un 25% más el cuerpo calloso, la zona que conecta los dos hemisferios cerebrales y que ayuda a la coordinación de ambas manos.

Dados los resultados de diversas investigaciones al respecto, en 2009, investigadores de la Universidad de Zurichseñalaron que la plasticidad cerebral que propicia la música podría ser aprovechada para desarrollar terapias destinadas a mejorar las habilidades cognitivas.

Concretamente, los científicos propusieron entonces utilizar la música en la terapia neurofisiológica, por ejemplo para mejorar las habilidades lingüísticas, la memoria o los estados de ánimo de las personas.

La música sería útil para este fin debido a que las regiones cerebrales implicadas en la práctica musical se utilizan también para otras funciones, como la memoria o el lenguaje. Cualquier mejora que favorezca la música en estas áreas del cerebro, favorecería, por tanto, las capacidades en otros campos del conocimiento.

Jueves, 2 de Febrero 2012
Yaiza Martínez
En Tendencias21. net

 

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Anuncios
Publicado en PRENSA | Deja un comentario

La ingesta inadecuada de líquidos puede conllevar alteraciones de la actividad congnitiva

 

Los expertos recomiendan que entre un 75-80% del líquido que ingerimos a diario provenga de las bebidas y un 20-25% de los alimentos.

AGUA ALIMENTACIÓN NUTRICIÓNLa deshidratación influye en la capacidad de rendimiento, y en situaciones de deshidratación leve de sólo el 2%, resultan afectadas habilidades cognitivas como la coordinación viso-motora, la atención y la memoria a corto plazo, según ha explicado el presidentes de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN), presidente de la Academia Española de la Nutrición (AEN), y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, el Dr. Lluís Serra-Majem en el simposio ‘Avances en hidratación, alimentación y salud’.

Además, en este encuentro que se ha celebrado en el marco del Congreso de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) en Sevilla, también se ha puesto de manifiesto que en niveles superiores produce un descenso en la capacidad de alerta y concentración, y aumenta el cansancio, la fatiga y la somnolencia.

El agua es un nutriente esencial que se obtiene a través del consumo de los diferentes alimentos y bebidas que se toman a diario y a lo largo del día. “Actualmente, existe una mayor concienciación sobre la importancia de estar adecuadamente hidratado y, en especial, ante condiciones ambientales determinadas”, ha apuntado la directora del Grupo de Investigación VALORNUT y catedrática de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, la Rosa Mª Ortega.

Por ello, los expertos recomiendan que entre un 75-80% del líquido que ingerimos a diario provenga de las bebidas y un 20-25% de los alimentos, ya que el papel del agua en el organismo pasa por transportar los nutrientes, eliminar las sustancias de desecho, y la regulación térmica.

Por otro lado, el presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) y profesor Asociado de Nutrición Comunitaria de la Universidad de Navarra, Javier Aranceta, ha asegurado que según la intensidad y la duración de la actividad laboral o las condiciones ambientales en las que se realice, la falta de hidratación puede llegar a afectar al rendimiento del trabajador.

Son muchas las actividades laborales que exigen un gran esfuerzo y que en ocasiones tienen lugar en condiciones ambientales duras y extremas. “En estos casos, las pérdidas hídricas pueden ser de gran magnitud. Asimismo, en el trabajo industrial, factores como la ropa hermética o el equipamiento de protección (máscaras) pueden afectar a la hidratación del trabajador. Junto a ello, en oficinas y espacios de trabajo con aire acondicionado, causante de sequedad ambiental, se debe cuidar de manera especial el nivel de hidratación”, ha explicado Aranceta.

A este respecto el experto ha señalado que es necesario reponer líquidos durante toda la jornada laboral con una pauta normalizada que forme parte de los protocolos laborales según el tipo y la intensidad del trabajo. Además, también ha explicado que es muy importante acudir al trabajo bien hidratado y rehidratarse cada hora durante la jornada laboral.

Medical News en Univadis.mx

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en PRENSA, RECOMENDACIONES | Etiquetado | Deja un comentario

Adicciones y alimentos azucarados se procesan igual en el cerebro

  • Cuando se trata de resistirse a los alimentos dulces, el reto puede ser muy parecido al que enfrentan los adictos a las drogas.
  • Tanto las drogas como los alimentos estimulan la producción de dopamina.

adicciones azucar tratamientoLas investigadoras Azalea Reyes Aguilar y Geraldine Rodríguez Nieto, del Laboratorio de Neuroimagen del Instituto de Neurobiología de la UNAM, ubicado en Juriquilla Querétaro, explicaron que diversos estudios científicos han encontrado que los procesos de la alimentación y de la adicción a sustancias ilícitas, como la cocaína y la heroína, comparten estructuras comunes dentro del cerebro.

Una de las estructuras cerebrales que se encuentra implicada en los dos mecanismos es la corteza prefrontal. Esta región del cerebro está encargada de controlar la ingesta de alimentos, pero también muchas otras actividades del día a día. También participa el hipotálamo, una estructura neuronal que controla el hambre y la saciedad. Por otro lado, también juega un papel importante el área tegmental ventral que está en la región mesencefálica del cerebro y forma parte del sistema límbico, relacionado con funciones como el miedo y el placer.

“Todas estas estructuras se encienden o se activan cuando estamos expuestos a un alimento rico en azúcares o a drogas. Estas sustancias estimulan un mecanismo de recompensa”, explicaron.

Gusto por alimentos hipercalóricos

Tanto las drogas como los alimentos estimulan la producción de dopamina, un neurotransmisor que se libera cuando experimentamos sensaciones placenteras.

Esa es la razón de que una persona coma grandes cantidades de alimentos azucarados sin pensar en las consecuencias para su salud y también la causa de que prefiera este tipo de comida en vez de frutas y verduras.

“Cuando el humano era nómada, el propósito del mecanismo antes descrito era que al ingerir glucosa, una sustancia que mantenía al cuerpo con energía, se activara el circuito del placer para buscar continuamente alimentos y garantizar la supervivencia de nuestra especie”, destacó la doctora María Guadalupe García Gomar, también investigadora del Laboratorio de Neuroimagen del Instituto de Neurobiología de la UNAM.

Factores sociales favorecen la obesidad

A la predisposición biológica que se describió antes, se suma un factor social, la publicidad de las compañías que comercializan este tipo de alimentos y que constantemente envían mensajes que favorecen o promueven una mala alimentación, comentó.

Sin embargo, aun cuando cada vez que consumimos azúcar, se activa ese mecanismo de recompensa, liberamos dopamina y sentimos placer, eso no significa que una persona esté condenada a ser una adicta a los alimentos dulces y a ser obesa. De acuerdo con las especialistas, hay un recurso neurobiológico, la corteza prefrontal, que puede ayudar al autocontrol, y a una mejor elección de lo que ponemos en nuestro plato.

Dirección General de Divulgación de la Ciencia, UNAM

 

Fuente: : http://www.eluniversal.com.mx/ciencia

 

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en PRENSA | Etiquetado | Deja un comentario

Causas más comunes de epilepsia

Hace unos días nos preguntaron a través de este blog, las causas más comunes de la epilepsia.

Las causas de epilepsia pueden abarcan:

  • epilepsia tratamientoAccidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio (AIT)
  • Demencia, como el mal de Alzheimer
  • Lesión cerebral traumática
  • Infecciones, como absceso cerebral, meningitis, encefalitisy SIDA
  • Problemas cerebrales presentes al nacer (anomalía cerebral congénita)
  • Lesión cerebral que ocurre durante o cerca del momento del nacimiento
  • Trastornos metabólicos presentes al nacer (como fenilcetonuria)
  • Tumor cerebral
  • Vasos sanguíneos anormales en el cerebro
  • Otra enfermedad que dañe o destruya el tejido cerebral

Las crisis epilépticas por lo regular empiezan entre las edades de 5 y 20, pero pueden suceder a cualquier edad. Puede haber un antecedente familiar de convulsiones o epilepsia.

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en TRASTORNOS | Etiquetado , | 1 Comentario

La “dieta del buen humor” ayuda a afrontar mejor la vuelta a la rutina

La tristeza, la apatía, la fatiga o la irritabilidad pueden mitigarse si se lleva a cabo una buena alimentación.

sonrisa nutrición sonrisaLos síntomas que en muchas ocasiones se experimentan al volver a la rutina tras las vacaciones como la tristeza, la apatía, la fatiga o la irritabilidad, pueden mitigarse si se lleva a cabo una buena alimentación, informa la Clínica Planas.

En este sentido, recomiendan el consumo de alimentos que tengan el aminoácido triptófano, que se transforma en serotonina, y es que “una buena concentración de serotonina en el organismo está relacionada con la sensación de optimismo, tiene efecto antidepresivo y hace que aumente la sensación de saciedad”, advierten.

Así, destacan la importancia de un desayuno que lleve de forma imprescindible productos lácteos, mejor si son desnatados. “La leche también es una buena opción si la acompañamos por cereales integrales que contienen B6, además de ser ricos en tirosina”, explican. Esta insistencia sobre lo necesario que es el desayuno completo se debe a que “es el momento del día en que mejor se digieren las sustancias ‘dulces’ ya que al despertarse, las hormonas están predispuestas a la optimización del consumo de estas sustancias”.

En cuanto a la fruta, insisten en el consumo de dos o tres piezas al día. El plátano, la ciruela, la piña, el aguacate y la nuez son los más idóneos. Por su parte, los frutos secos también son ricos en triptófano y pueden tener un efecto anti estrés: ayudan a reducir la ansiedad y mejoran el sueño. Asimismo, los cítricos (como las naranjas) y alimentos ricos en vitamina C (como el kiwi) también tienen un papel importante en la mejora del estado de ánimo y del sistema inmunitario.

La carne, el huevo (sobre todo la yema) y muchas legumbres son ricas en triptófano, además de tener hierro, por lo que se aconsejan tres reacciones diarias de estos alimentos. “También el pescado es un verdadero antidepresivo natural”, además de servir para el desarrollo del funcionamiento del sistema nervioso y de contener ‘Omega 3’.

Por su parte, el chocolate no puede olvidarse en una “dieta del buen humor”. Todo el mundo lo asocia al placer y esto es debido a que, además de tener triptófano, al comerlo se produce en el organismo endorfina, que inhibe la transmisión del dolor. Sin embargo, consumir muchos azúcares simples como los que contiene el chocolate contiene una elevada carga de glucemia y altos picos de insulina, que “pueden desestabilizar el equilibrio del peso”, recuerdan.

Por último, hacen hincapié en la mezcla de la dieta equilibrada y completa con la práctica de ejercicio y la ingesta de agua como paso principal para “sonreír un poco más, incluso cuando se vuelve de vacaciones”.

Abril 2016

Medical News en Univadis.mx

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en PRENSA | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los niños con TDAH necesitan moverse para aprender

El exceso de actividad motora actúa como un mecanismo compensatorio que les facilita el funcionamiento neurocognitivo.

Ya sea un movimiento constante con el pie, un balanceo incesante de la pierna o un arrastrar continuo de la silla: los niños con déficit de atención e hiperactividad (TDAH) necesitan de ajetreo para memorizar información y resolver tareas cognitivas complejas.

«Las intervenciones que van dirigidas a reducir la hiperactividad son justo lo contrario de lo que deberíamos hacer con la mayoría de niños que presentan TDAH», señala Mark Rapport, de la Universidad de Florida Central y uno de los autores del estudio. Y aclara: «El mensaje no es que les dejemos correr por toda la habitación, pero sí se debe facilitar su movimiento con el fin de que puedan mantener el nivel de alerta necesario para las actividades cognitivas.»

tdah ejercicio moverse neurometricsEl reciente estudio sugiere que la mayoría de alumnos con TDAH pueden sacar mejores resultados tanto en la actividades de clase como en los deberes para casa si se permite que se muevan

Efecto positivo en la memoria de trabajo

En la investigación participaron un total de 52 niños con edades comprendidas entre los 8 y 12 años, de los cuales 29 tenían diagnosticado un TDAH; los otros 23 no presentaban ningún tipo de trastorno. Los investigadores pidieron a cada participante que contestara, repartidas en cuatro sesiones, una serie de pruebas estandarizadas diseñadas con el objetivo de evaluar su memoria de trabajo (capacidad de almacenamiento y gestión temporal de la información necesaria para tareas cognitivas complejas como el aprendizaje, el razonamiento y la comprensión). A través de una pantalla de ordenador mostraron a los sujetos una serie de letras y números desordenados que debían poner en orden. Una cámara grababa a los niños; asimismo, los investigadores registraban sus movimientos y evaluaban su grado atención al realizar las tareas.

Si bien se sabía que el movimiento excesivo es una característica de los niños hiperactivos, el reciente trabajo aporta como novedad que estos se mueven cuando han de utilizar las funciones ejecutivas del cerebro, sobre todo, la memoria de trabajo. En breve, su movimiento tiene un propósito.

«Hemos descubierto que cuando estos niños están en movimiento, la mayoría de ellos funcionan mejor», señala Rapport. «Deben moverse para mantener el estado de alerta

No así los alumnos sin TDAH: aquellos que también se movieron durante las pruebas cognitivas obtuvieron el efecto contrario, su rendimiento fue peor.

Por  el periódico de Abnormal Child Psychology en la Universidad Central de Florida

 

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en PRENSA | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El azúcar provoca los mismos efectos que la cocaína en el cerebro

Un equipo de científicos australianos advierte que el excesivo consumo de azúcar aumenta los niveles de dopamina, en una forma similar a como lo hacen las drogas.

azucar es como la cocaína

12 de abril, 2016. El excesivo consumo de azúcar afecta al cerebro de una manera similar a como lo hace la cocaína, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Tecnológica de Queensland (Australia) y publicado en la revista ‘PLOS ONE’.

De acuerdo con los investigadores, el consumo a largo plazo de azúcar puede causar una reducción en los niveles de dopamina, un neurotransmisor encargado de la expresión de emociones, en una forma similar a lo que provoca la cocaína. Eso significa, aseguran los científicos, que las personas necesitan consumir niveles más altos de azúcar con el fin de alcanzar los mismos niveles de recompensa y evitar estados leves de depresión.

“Se ha demostrado que el consumo de azúcar en exceso contribuye directamente al sobrepeso. Pero también se ha demostrado que eleva los niveles de dopamina, que controlan los centros de recompensa y placer del cerebro de una manera similar a muchas drogas como el tabaco, la cocaína y la morfina”, señaló la neurocientífica Selena Bartlett.

Los autores del estudio también descubrieron que la exposición crónica a la sacarosa puede causar trastornos en la alimentación y cambiar el comportamiento de los individuos.

“El azúcar es algo que es tan frecuente y que se le da a los niños y que podría estar teniendo el mismo efecto que los medicamentos que nosotros consumimos. Esto realmente hace poner la atención en el hecho de que tenemos que volver a evaluar la ingesta de azúcar”, agregó Bartlett.

 Abril 2016

Alianzasalud.org.mx

.

DIAGNÓSTICO OBJETIVO Y TRATAMIENTO MULTIMODAL: Sigue

.

“Estamos comprometidos con la Salud Mental, por ello trabajamos día a día en cambiar vidas, construir personas, marcar una diferencia”

.

Clínica Neurometrics: Contacto

Publicado en PRENSA | Etiquetado , , | Deja un comentario